Ivette Contreras

Análisis del incremento en el FODES

Contexto[1]

De conformidad al inciso segundo del Art. 207 de la Constitución de la República, para garantizar el desarrollo y autonomía económica de los municipios se creó un fondo para el desarrollo económico y social (FODES) de los mismos. El FODES es un fondo que el Gobierno central entrega cada año a las 262 alcaldías de todo el país creado en 1988.  El dinero sale de los impuestos que todos los salvadoreños pagamos y equivale al 8% del Presupuesto General de la Nación. En 2018, el monto del FODES totalizó 346.2 millones de dólares. El Presupuesto General de la Nación alcanzó el valor de 4327.5 millones de dólares.

Este fondo se concibió con el fin de apoyar la ejecución de inversión: el 75 % de lo que reciban las alcaldías debe ir a proyectos y hasta el 25 % se puede utilizar en gasto corriente. Pero en la práctica es diferente. Citando un estudio del Ministerio de Hacienda, algunas alcaldías, como La Laguna y Comasagua, utilizaron más del 80 % para gasto corriente entre 2006 y 2015. En ese mismo periodo, Cuyultitán, Turín, Metapán, Guazapa e Ilobasco usaron más del 70 %.[2]

El monto por distribuir anualmente a los municipios se asigna proporcionalmente según los criterios:[3]

  • Población 50%
  • Equidad 25%
  • Pobreza 20%
  • Extensión territorial 5%

Estos datos no se actualizan desde el Censo 2007, así que la fórmula es obsoleta.

Posibles beneficios de esta política

El nivel de éxito de esta propuesta depende en los tipos de proyectos que las alcaldías diseñen. Si se utiliza únicamente para gasto corriente su efecto multiplicador será mínimo. En cambio, si los 43.3 millones se invierten en proyectos de generación de empleo: carreteras, desarrollo de mercados municipales, lugares de turismo, los efectos pueden ser muy alentadores

Recomendación: Condicionar la entrega de estos nuevos fondos a la presentación de proyectos de inversión por parte de cada alcalde. Ofrecer apoyo técnico para diseñar el proyecto.

Crítica

Solo entre 2012 y 2015, las 262 alcaldías salvadoreñas recibieron más de $1,200 millones en concepto de FODES, sin que se traduzca en mayor desarrollo para estos territorios, según la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

En 2016, los datos oficiales señalan que la deuda de las alcaldías alcanzó $501.9 millones. La mayor parte se contrató para pagar deudas y el 54.6 % de esos compromisos se pagaron con FODES. Solo en 2015 se entregaron a las alcaldías $347.9 millones, un monto muy similar al de Fomilenio II (365.2 millones), proyecto que se ejecutará en cinco años.[4]

Sumado a que la inversión pública en el país sigue siendo baja, la representante en El Salvador del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), agrega que el dinero que el gobierno central le da a las alcaldías en concepto de FODES para ejecutar proyectos de inversión en sus municipios realmente no se ocupa para ese fin, sino para gasto corriente.

De la misma manera, afirmó que el FODES se contabiliza como la más grande inversión pública del país, pero “resulta que tiene un problema importante de uso de los recursos”, pues si bien es cierto que la ley dice que las transferencias van a inversión, ellos han analizado que se destina a gasto corriente.[5]


[1] Fuente: Instructivo FODES de transparencia fiscal. http://www.transparenciafiscal.gob.sv/downloads/pdf/DC5990_Instructivo-FODES.pdf

[2] Fuente: http://elmundo.sv/alcaldias-reciben-1200-mill-de-fodes-en-tres-anos-y-no-hay-resultados/

[3] Fuente: Ley de FODES https://www.asamblea.gob.sv/sites/default/files/documents/decretos/171117_072901100_archivo_documento_legislativo.pdf

[4] Fuente: http://elmundo.sv/alcaldias-reciben-1200-mill-de-fodes-en-tres-anos-y-no-hay-resultados/

[5] Fuente: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/BID-cuestiona-el-uso-que-hacen-las-alcaldias-del-FODES-20180708-0086.html

Share this:

Related Posts